Amor estudiantil, exámenes traidores

Mes de junio. Hace calor, ya hemos sacado nuestra ropa de verano, ya que lo sentimos cada vez más cerca; se acaban las clases de colegios, institutos, universidades… Por eso es el preferido de muchos, pero a la vez es el más odiado por otros tantos. ¿Por qué? Por los exámenes. Esos exámenes que separan a tantas parejas durante largos días interminables frente a los apuntes.
La Princesa de la Jungla de Asfalto no se libra tampoco de ellos, ni su príncipe. Por eso le envía esta carta.
No puedo dejar de pensarte, estás en todos los lados. Cuando mira la ventana veo tu reflejo como si estuvieras detrás de mí.
Abro el Libro de Matemáticas y te veo. Una suma es nosotros. Tu +yo=amor. Mi sonrisa + tu sonrisa = 1000 besos. Tus brazos + Mis brazos = Infinidad de abrazos.
 Entonces cojo mi Libro de Lenguaje y en él solo aparecen frases de amor que me susurras, frases que hacen que recuerde cada momento a tu lado y cierre el libro.
Al lado tengo mi Libro de Geografía y curiosamente aparecen lugares que solo están en nuestra mente, aparece mi Jungla de Asfalto y tus Tierras Frías de Calor.
Y el que más me gusta a mí, el Libro de Historia, en el que aparece nuestra historia, todavía inacabada.
El libro de Biología me recuerda a cada recoveco de tu cuerpo, tus brazos, tus ojos penetrantes, tu corazón latiendo por mí.
Creo que voy a dejar de estudiar porque en cada hoja escribo tu nombre junto al mío rodeado con un corazón.
Ni estudiando te olvido, mi Príncipe.
La Princesa de la Jungla de Asfalto

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO