El tiempo hace crecer el amor

Los seres humanos tenemos diferentes puntos de vista y distintas opiniones, lo que nos hace separarnos en partidos políticos, en equipos de futbol, en religiones y grupos sociales. Pero hay una idea que es universal, común a todos: el amor; a un hombre, o mujer, siempre es amor. Muchos no tienen la suerte de ver a su pareja todos los días, por lo que escriben cartas de amor para elle en donde pueden expresar lo que siente.

Karl Marx, intelectual alemán, tuvo un distinto ideal de economía con el que reinaba en el momento, pero eso no hizo que no tuviera el mismo sentimiento que uno de sus oponentes políticos.

Esta carta es para su mujer Jenny von Westphalen. Él dice que la distancia hace que su amor crezca más; también que envía la carta porque no la tiene al lado y si la tuviera, no habría nada que decir. Es una carta corta, pero eso no contrarresta la belleza: pocas palabras, pero con mucho sentimiento.

“Amor Mío: ….En cuanto nos separa un espacio, me convenzo enseguida de que el tiempo es para mi amor como el sol y la lluvia para una planta: lo hace crecer. Apenas te alejas, mi amor por ti se me presenta tal y como es en realidad: gigantesco; en él se concentran toda mi energía espiritual y toda la fuerza de mis sentidos…. Sonreirás, mi amor, y te preguntarás que por qué he caído en la retórica. Pero si yo pudiera apretar contra mi corazón el tuyo, puro y delicado, guardaría silencio y no dejaría escapar ni una sola palabra. Carlos”

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO