Solo es una prueba

La distancia es el mayor mal para las personas. Con frecuencia, nos encontramos parejas que han decidido seguir a pesar de la distancia; es cuando surgen los típicos comentarios: ”La distancia es el olvido”. No es así. La distancia es solo una prueba, un reto que pone Cupido a los que él piensa amores verdaderos para ver si realmente lo son. Si superan esa prueba, les concede una vida juntos y maravillosa, sino busca otra persona para ellos. Esas pruebas son de lo más duras, y muchas veces se querrá tirar la toalla, pero con un pequeño sacrificio, obtienes la mayor recompensa del mundo: pasar la vida con tu príncipe o princesa.
Esta carta es muestra lo duras que son esas pruebas, de lo mucho que se sufre.

Amor sentimiento que hace feliz al que lo tiene, y llora el que no. Amor, te tengo, pero no soy feliz, no estás a mi lado, no estás entre mis brazos.
Qué tristes mis ojos sin tu mirada. Qué sordos mis oídos sin tu voz. Qué solitario mi cuerpo sin tus abrazos.
Pero mis ojos no te ven, mis oídos no te escuchan, mi cuerpo no te siente. No estás, no puedo darte mi amor. Me gustaría darte eso y mucho más. Darte tardes sentados en un parque, conversaciones de besugos que no llevan a ningún lado, besos que hacen que lo demás no exista y abrazos que corten la respiración.
Distancia es solo una palabra, pero siento que me rodea al cuello, siento que me asfixia, que cada kilómetro de esos 200 se burla de mí, al igual que el calendario, que el reloj, no pasan los días para ver a juntarnos y fundirnos en un beso como si no existiera el mañana.
Cada vez que me acuesto, imagino una caricia tuya, los labios en mi frente, pero abro los ojos y no estás; pero es sólo eso: imaginaciones mías.
Sé que estás ahí, que no me responderás, que no se te ocurrirá nada para contestarme; me vale con poder ver esos ojos marrones profundos, que me hacen sonrojarme cuando se posan en mi; me vale con tu mano rodeando me cuello mientras lentamente lo empuja hacia la fusión de nuestras almas: el beso.

La princesita de la jungla de asfalto.


Es una de las cartas de amor para él, para un príncipe: El príncipe de las tierras frías de calor.

“Voy a fingir que te abrazo hasta que llegues aquí”

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO